INICIO | TIENDA | PROGRAMAS | VIDEOS | SERVICIOS DE DISTRIBUCIÓN | CULTURA | POLÍTICA | OPINIÓN |








ACERCA DEL PROGRESIVO...



(Una observación) Por Jaime García Mares (tecladista/guitarrista de La Gorgona)


Hablar acerca del rock progresivo o rock sinfónico, como algunos le llaman, es hablar acerca de un género que surge a fines de los años 60’s, teniendo sus principales exponentes en algunos países europeos, como Inglaterra, Italia, Alemania, Holanda, Francia, Bélgica y España.

Considerado siempre como el rock de “alta escuela” o rock académico, una de sus principales características es la gran cantidad de músicos virtuosos que han surgido dentro de este vasto campo musical, especialmente en el terreno instrumental. Grandes tecladistas, guitarristas, bajistas y bateristas han dejado constancia de su alto nivel interpretativo y de su inagotable creatividad, en grabaciones de estudio y en vivo que todavía hoy en día siguen asombrando a neófitos y a conocedores, a propios y a extraños.

A pesar de que la gran mayoría de grupos progresivos (salvo contadas excepciones) nunca tuvieron, ni tienen a la fecha un gran éxito comercial ni una gran difusión de sus discos, el rock sinfónico, como género musical, se ha negado a morir, a diferencia de otros géneros que se ponen de moda y tienen un periodo de gran apogeo en los medios, para caer después en el completo olvido. Si bien el rock progresivo ha atravesado por etapas de aparente estancamiento o inactividad, el surgimiento de nuevas agrupaciones, junto con nuevos discos de las ya existentes, ha mantenido vivo el interés de los seguidores del género en todo el mundo, muchos de estos seguidores son cultos melómanos que cuentan con extensas colecciones de discos de sus grupos favoritos, y fieles a la causa, asisten gustosos a los conciertos y/o festivales que con cierta periodicidad se llevan a cabo en sus respectivos países.

Pero el rock progresivo no es un género exclusivo de un solo continente. En muchas latitudes ha tenido también desde sus inicios muy buenos exponentes, aunque tal vez no tan numerosos como en Europa. En el continente americano, podemos ver que en países como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú, por citar sólo algunos, han surgido grupos que han dejado constancia del talento y gran oficio musical que tienen los músicos de este lado del océano.

Hablando de México en particular, el rock progresivo es muy apreciado por un público selecto, que también disfruta del jazz y la música culta. Además, a quienes nos gusta el progresivo vemos con agrado que en los conciertos y festivales que se llevan a cabo localmente, (aunque no tan frecuentemente como quisiéramos), una gran parte del público es gente muy joven, lo cual nos hace ver que es un fenómeno musical que es seguido ya por varias generaciones de melómanos. Cabe mencionar que en nuestro país, desde sus inicios, el rock progresivo siempre ha sido un “género de culto”, de selectas minorías, a diferencia de otros géneros como el pop, el hard rock y hasta el metal, que cuentan con un número mucho mayor de seguidores. Lo anterior tal vez se debe a que en nuestro país el rock progresivo tiene una exposición mucho menor que la que tienen otros géneros musicales en los medios de difusión comerciales, además de que generalmente un pieza de rock progresivo, se extiende más de los 3 o 4 minutos que duran los éxitos que se trasmiten por la radio comercial. Por otra parte, para ser un seguidor del progresivo, se necesita tener un poco más de educación o cultura musical, ya que la estructura de los obras progresivas suele ser un poco más compleja y elaborada, por lo tanto es una música más difícil de digerir que el pop y otros géneros. No obstante, desde el siglo pasado han existido en nuestro país espacios radiofónicos (sobre todo en la radio oficial, como Radio UNAM y Radio Educación) que han dado cabida al rock progresivo, y han mantenido una actitud, sino totalmente favorable, cuando menos no hostil, hacia la difusión de este tipo de música. Además de estas estaciones oficiales, hay actualmente programas en la radio por internet que se han abocado a difundir de una manera constante las obras de muchos grupos de rock progresivo y afortunadamente, vemos que este tipo de programas, aunque sin una audiencia muy numerosa, se mantienen vigentes y tienden a crecer, tanto cualitativa como cuantitativamente. Cabe citar también la labor que han llevado a cabo en nuestro país, desde hace ya varios años algunos sellos discográficos independientes, (como Luna Negra, Sol & Deneb, Azafrán Media y Progressive Waves, por citar algunos) que se han especializado en confeccionar un catálogo conformado por las obras discográficas de grupos progresivos tanto locales como del exterior, dando a conocer estos trabajos, que de otra manera tendrían nula exposición en los medios. Tenemos también desde luego las producciones independientes (auto-gestión) que muchos músicos hacen, para dar a conocer sus respectivos trabajos. En el rubro de los conciertos y festivales, vale la pena mencionar que el Festival Baja Prog, que durante varios años se llevó a cabo en Mexicali, Baja California, era uno de los más importantes a nivel mundial, y muchos grupos progresivos de diferentes países llegaron a participar en las diferentes ediciones que el Baja Prog tuvo. Lamentablemente, desde hace algunos años este festival ya no se realiza. También tenemos el caso de productoras independientes (como Sol & Deneb por ejemplo) que han organizado conciertos desde fines del siglo pasado, trayendo a nuestro país a diferentes grupos y/o solistas que si bien son muy conocidos entre los melómanos progresivos, no tienen la exposición mediática que pudiera atraer a empresas de espectáculos masivos, como Ocesa.

Finalmente cabe hacer mención que desafortunadamente en una ciudad tan grande como lo es la Ciudad de México, hay muy pocos espacios en donde escuchar habitualmente rock progresivo, a diferencia de géneros como el jazz por ejemplo, que puede ser escuchado en algunos bares especializados en ese tipo de música, además de que anualmente se llevan a cabo eventos como el Euro jazz, que tiene lugar en el CNA y el Festival de Jazz de Polanco, que se realiza en foro Ángela Peralta. Tal vez el único espacio actualmente en la ciudad en donde podemos escuchar grupos de rock progresivo en vivo, es el Colectivo Audiorama, que desde hace 8 años presenta en el Parque Hundido conciertos sabatinos de grupos progresivos, de jazz rock, fusión, new age y música electrónica.

Por todo lo anterior, mi punto de vista sobre el futuro del rock progresivo es optimista. Estoy seguro que este género musical continuará manifestándose en nuestro entorno, tal vez no con el ímpetu del cauce de un río, pero si con la constancia de una gota constante, que con el paso del tiempo, logra horadar la piedra.